Lucas apunta a titular

RUSIA 2018 FRANCIA | 14 de junio de 2018

Imagen de un entrenamiento de la selección francesa, antes de ayer a las afueras de Moscú. EFE

Moscú, 14 jun (EFE).- Lucas Hernández ha pasado en cuatro meses de ser un potencial jugador de España a apuntar a ser titular en el debut de Francia en el Mundial de Rusia.

El jugador del Atlético de Madrid, calificado de "soldado" por su compatriota y compañero Antoine Griezmann, ha aprovechado como pocos las oportunidades que le ha dado el seleccionador, Didier Deschamps, para hacerse con un puesto en el once de la subcampeona de Europa.

A sus 22 años y con solo cinco duelos internacionales, el oriundo de Marsella ha demostrado una fortaleza defensiva que compensa de maravilla el esquema joven y ofensivo que quiere el técnico para su partido inicial contra Australia.

El bajo momento de forma física que atraviesa Benjamin Mendy ha contribuido a que emerja el jugador rojiblanco con fuerza como una opción.

Una circunstancia inesperada hace apenas unos meses, cuando Lucas mostraba su deseo de jugar con la selección española al considerar que Francia no le abría paso.

Deschamps actuó rápido, convocó al jugador en marzo pasado y su destino dio un giro brutal que puede llevarle, si se confirman los pronósticos, a la titularidad en un Mundial.

Atrás quedaron las declaraciones amables del entonces seleccionador español, Julen Lopetegui, que hacían hueco a Lucas en su equipo, en cuanto que tuviera sus papeles en regla.

Pero el futbolista, que vive en Madrid desde los cinco años, que nunca oculta que aprecia las costumbres españolas, que habla el español mejor que el francés no dudó ni un momento cuando recibió la llamada de Deschamps.

"Espero defender esta camiseta los máximos años posibles", afirma el defensa rojiblanco, perfectamente integrado en un grupo gracias a la contribución de Griezmann.

Fue una apuesta arriesgada, pero que el jugador, adepto de los grandes retos, lo afrontó con la misma determinación que le ha inculcado estos últimos años Diego Simeone en el Atlético de Madrid.

Admirador de Fabio Cannavaro y de Carles Puyol "por la rabia el carácter que mostraban en el campo", optó finalmente por el lateral "porque se toca más el balón".

Sabedor de que Deschamps ha depositado en él su confianza por sus cualidades defensivas, Lucas espera que su paso por la selección sirva también para mejorar su aspecto defensivo, porque en el Atlético de Madrid se siente más cohibido para buscar el campo rival.

En la revolución que está preparando el entrenador francés, el mayor de los Hernández aparece como el elemento estabilizador de la defensa.

El 4-3-3 ofensivo que cocina Deschamps necesita un centinela en la retaguardia que deje más libertad a jugadores poco reputados por su sacrificio defensivo, como Paul Pogba u Ousmane Dembelé.

Además, su juventud y desparpajo van en la línea del resto del once previsto, donde solo tres jugadores tendrán más de 25 años para conformar una media de 24 y medio, la más joven nunca presentada por Francia desde 1930.

Hernández es, junto a Dembelé, Benjamin Pavard o Corentin Tolisso, el rostro de esa nueva generación que toma el poder por la grieta abierta en la anterior por la eclosión fulgurante de Kylian Mbappé.

Al jugador del Atlético de Madrid la vida le sonríe. Lejos quedan episodios tumultuosos.

El más reciente, su arresto por la policía en Madrid tras un cruce de acusaciones por violencia doméstica con su novia, junto a la cual rompió una orden de alejamiento para irse de vacaciones, un caso que se saldó con una condena a 31 días de trabajos sociales.

Más profundo en su memoria quedó una herida de su infancia que no parece totalmente cicatrizada.

Alejado de su padre, un exjugador del Marsella, el Toulouse, el Atlético o el Rayo Vallecano, fue educado por sus abuelos maternos y por su madre, que comenzó a llevarle junto a su hermano Theo, 18 meses más joven y hoy jugador del Real Madrid, a los entrenamientos del Rayo Majadahonda, donde comenzó su afición por el fútbol.

"No tuvimos una infancia fácil. La única manera de superar esos momentos es luchar para cumplir tus sueños. Es lo que hicimos mi hermano y yo", señala.

Luis Miguel Pascual

Grupo C