La celebración de los goles en la final hizo vibrar los sismógrafos franceses

FÚTBOL RUSIA 2018 | 18 de julio de 2018

El jugador francés Antoine Griezmann (c) marca 2-1 de penalti durante la final contra Croacia en la Copa Mundial 2018. EFE/Archivo

París, 18 jul (EFE).- La celebración de cada uno de los cuatro goles con los que Francia se impuso a Croacia (4-2) en la final del Mundial de Rusia y la euforia colectiva con que los franceses celebraron el triunfo el término del partido provocaron vibraciones captadas por los sismógrafos en el país.

Tanto los sismómetros instalados en centros urbanos como los ubicados en zonas aisladas registraron picos diferenciados con los tantos en propia meta del croata Mario Mandzukic y con los marcados por Griezmann, Pogba y Mbappé, y uno mucho más pronunciado al finalizar el encuentro que dio a Francia su segunda estrella.

El sismólogo del Observatorio de las Ciencias de la Tierra de Estrasburgo Jérôme Vergne precisó en declaraciones recogidas por "Le Parisien" que esas vibraciones "no equivalen a un seísmo", porque las frecuencias son diferentes y el movimiento es "extremadamente débil".

Sin embargo, durante la final del pasado domingo se registró una menor "energía sísmica" en general, debido a que apenas hubo entonces circulación en carreteras y calles de Francia.

Actualidad