Guerrero quiere anular el laudo del TAS y el presidente de Perú anuncia su apoyo

FÚTBOL PERÚ | 16 de mayo de 2018

El delantero de Flamengo Paolo Guerrero. EFE/Archivo

Lima, 16 may (EFE).- El gobierno peruano, a través de su embajada en Suiza, dará soporte al futbolista Paolo Guerrero en las gestiones ante un tribunal en ese país para anular el laudo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que lo sancionó sin poder jugar durante 14 meses, informó hoy el presidente Martín Vizcarra.

En rueda de prensa, el mandatario explicó que Guerrero le informó de que iniciará "un procedimiendo para anular ese laudo arbitral" del TAS, con sede en Lausana, recurriendo al Tribunal Federal Suizo.

El capitán de la selección peruana visitó ayer a Vizcarra en el Palacio de Gobierno y recibió solidaridad por lo que el gobernante considera una "injusta" sanción.

"Este laudo (del TAS) sanciona una supuesta negligencia con una pena totalmente desproporcionada de 14 meses, cuando la primera sentencia (la suspensión de seis meses impuesta por el Comité de Apelaciones de la FIFA) ya había sido cumplida", declaró Vizcarra.

Además, agregó el presidente, mientras que ese tribunal se pronuncia, "presentarán una medida cautelar para que se suspenda el laudo", en tanto se procesa el pedido de anulación.

La sanción impuesta a Guerrero le impedirá disputar el Mundial de Rusia, torneo al que Perú clasificó después de 36 años bajo la capitanía del delantero.

"Nosotros, a través del ministerio de Relaciones Exteriores, tenemos una embajada en la Confederación Suiza, y lo que vamos a darle es un soporte en las gestiones que sus abogados hagan", expresó el jefe de Estado.

Vizcarra dijo que hoy, en el Consejo de Ministros, le dio el encargo al canciller, Néstor Popolizio, de hacer la asistencia a Guerrero en la Confederación Suiza, tal como la cancillería interviene en otros casos de necesidad planteada por sus ciudadanos alrededor del mundo.

Contenido relacionado

El hotel de la selección de Perú rechaza tener responsabilidad en el caso de dopaje de Guerrero

Lima, 16 may (EFE).- El Swissotel de Lima, donde habitualmente se concentra la selección peruana, se eximió este miércoles de cualquier responsabilidad en el caso de dopaje de Paolo Guerrero, así como de su consecuente sanción, que impide al futbolista disputar el Mundial de Rusia 2018.

El hotel rechazó en un comunicado las acusaciones del delantero, que en días anteriores afirmó que la empresa no le ayudó en las investigaciones para resolver el origen de su dopaje, aparentemente por un té contaminado con restos de mate de coca que tomó durante una concentración de la selección peruana en ese local.

La compañía afirmó que todas las solicitudes de información presentadas por Guerrero fueron atendidas de acuerdo al marco legal vigente, como un cuestionario por escrito enviado por el jugador.

Sin embargo, el hotel reseñó que las respuestas al cuestionario fueron remitidas a la Federación Peruana de Fútbol (FPF) después de que el futbolista nunca las recogiese.

Indicó que también proporcionó a Guerrero los nombres del personal que atendió a la selección durante los días en que supuestamente el jugador tomó el té.

Asimismo, remarcó que luego permitió a Guerrero entrevistar a los empleados que estimó convenientes, sin que pudiese identificar a la persona que supuestamente le habría servido la infusión.

El Swissotel explicó que la selección tiene en sus instalaciones un área restringida para la selección peruana donde los alimentos y bebidas que ingresan son previamente supervisados y autorizados por la FPF.

Sin embargo, cuando la FPF lo requiere, habilitan una sala de visitantes fuera de esa área restringida para que los jugadores se reúnan con amigos y familiares, y donde "el consumo es responsabilidad exclusiva de sus usuarios".

El hotel informó además que ha realizado su propia investigación interna, "cuyo resultado no respalda las acusaciones que viene realizando el señor Guerrero".

Por tanto, anticipó que, "en defensa de su buen nombre, se reserva el derecho de iniciar las acciones legales, civiles y penales" contra quienes difamen o amenacen el nombre de su empresa, a sus colaboradores o a sus familiares.

Guerrero dio positivo por benzoilecgonina, principal metabolito de la hoja de coca y sus derivados, en un control antidopaje que se realizó tras el partido de clasificación para el Mundial disputado contra Argentina en Buenos Aires, el 5 de octubre de 2017.

La FIFA lo sancionó inicialmente con un año desde el 3 de noviembre de 2017, pero su comité de apelaciones redujo el castigo a seis meses al tener en cuenta que el dopaje no fue por consumo de cocaína, resultó ser de manera accidental y sin intención de mejorar su rendimiento.

Guerrero no se quedó conforme y pidió al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) su total absolución, en una audiencia celebrada el 3 de mayo, mismo día en que concluían los seis meses de castigo.

El TAS falló este lunes imponerle 14 meses de sanción al acoger parcialmente la petición de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que requería una sanción de entre uno y dos años, acorde al código vigente para este tipo de dopajes.

Actualidad